Skip to main content

Repudiamos la campaña golpista, antisocial y antinacional contra el Diputado Carlos Heller, por su posición sobre el necesario impuesto a la riqueza, y contra el Banco Credicoop, fuente de trabajo de miles de bancarias y bancarios.

Esa entidad cooperativa, con impronta de servicio público, a la que se asocian sus usuarios, se distingue por tener el 50% de sus sucursales en áreas agrícola-ganaderas, en un 30%  de ellas comparte presencia únicamente con la banca pública, y sólo un 14% está en el área metropolitana de Buenos Aires.

Esas actitudes golpistas y antidemocráticas son promovidas desde el poder económico por el sólo hecho de confrontar con el egoísmo de los muy ricos que se niegan a asumir su responsabilidad social en el marco de una emergencia sin precedentes.