Skip to main content

Octubre 23 – Sergio Palazzo participó del tercer encuentro telemático del ciclo de charlas “El Teletrabajo: nuestros próximos desafíos”, organizado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Fe.

La invitación fue realizada por el Ministro de Trabajo de esa provincia, Dr. Roberto Sukerman, participando además Juan González Utges, Secretario de Coordinación y Gestión MTEySSS, bajo la coordinación de Fernanda Medina, de la Dirección de Promoción de Empleo Digno.

Reproducimos la exposición de Nuestro Secretario General.

Fernanda Medina (F) Directora Provincial de Promoción del Empleo Digno. Ministerio de  Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Fe. 

Sergio Palazzo (S) 

Participación de Sergio Palazzo en la charla «Nuevos derechos, nuevas  realidades» 

F: Le voy a dar la bienvenida a Sergio Palazzo, Secretario General Nacional de la Asociación Bancaria. Es un dirigente que más allá de defender los derechos de las y los bancarios se ha caracterizado por su férrea defensa de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras en general. Es uno de los impulsores de la Corriente Federal de los Trabajadores y que en el marco del tema que hoy estamos tratando, tiene una participación destacada en el desarrollo y aprobación de esta nueva ley de teletrabajo. Sergio es un honor para nosotros tenerte acá y te doy la palabra.  

S: Bueno, buenas tardes a todas las compañeras y los compañeros, muchísimas gracias  a las autoridades del Ministerio de Trabajo en la provincia de Santa Fe que me invitaron a esta  charla por el teletrabajo y nuestros próximos desafíos, nuevas realidades, nuevos derechos. Quiero agradecer, los elogiosos y no merecidos, o no tan merecidos conceptos que ustedes han volcado sobre mi persona tanto a Roberto Sukerman el ministro, a Juan y a Fernanda. Agradecer también la presencia de un bancario como Sergio Rivolta que está dentro de la  estructura del Ministerio y que seguramente será de utilidad para muchos trabajadores ¿no?  Pero sobre todo agradecerles el espacio para poder discutir y reflexionar al respecto este tema, en el momento en donde pareciera que muchas veces los grandes medios y el establishment  pretenden silenciar este tipo de discusiones, porque no les conviene esto de que los  trabajadores tengamos derecho. Encontrar espacios públicos donde podamos discutirlo yo siempre lo celebro. 

La verdad que iba a terminar con una definición que no es mía, pero luego de la brillante exposición que ha hecho Juan, respecto a los datos, los conceptos que ha volcado, a la claridad con la que  se ha expresado. Quisiera hacer al revés, empezar con una frase que no me pertenece, un concepto, que decía “Los programas científicos más extraordinarios, las proezas técnicas más  sorprendentes, el crecimiento económico más prodigioso, si no van acompañados por un auténtico progreso social y moral se vuelven en definitiva contra el hombre”. Uno se preguntara -esto es de suma actualidad en este marco de la discusión de la tecnología en el trabajo- ¿no? pero lo dijo el Papa Pablo VI en el año 1971; gran visión tenia de lo que venía. Bueno, es innegable que el mundodel trabajo está en una nueva fase de revolución industrial, según los entendidos sería esta la cuarta revolución industrial. Como decía recién Juan y también lo  explicará él, con sus gráficos y su exposición. La primera data de 1776 y que genera cambios radicales en los medios de producción porque se incorporan elementos mecánicos, motor a vapor, la locomotora; La segunda, es la que podemos ubicar entre 1870 y la primera guerra mundial, donde se desarrolla la electricidad y donde se desarrolla el automóvil. Y la tercera, que  es la más cercana y es la que pasa hace 30 o 40 años, esta tiene que ver con la tecnología de la información para optimizar la producción. 

A mí me gustaría darles un ejemplo que hemos vivido en carne propia y que tiene que ver con nuestra actividad, la actividad bancaria. Hace 30 años en 1999, la siguientes eran las  herramientas tecnológicas para la atención al público, había 10 cajeros automáticos externos en las casas bancarias, había 84 cajeros automáticos dentro de las casas bancarias y había una terminal, una sola de autoservicio. Así que esto da un total, de que en todo el sistema bancario había 95 elementos o herramientas para la atención a los clientes, el resto de la atención era humana. Como decía al principio Roberto en el inicio de su exposición, el ministro cuando decía “veíamos o vemos en alguna película del canal Volver, aquellas funciones que hacían los bancarios manualmente” ahora. Quiero darles algunos datos del 2020, 30 años después de ese impacto tecnológico. En el 2020 existen, 4258 cajeros automáticos externos a las casas bancarias, existen 1905 cajeros automáticos internos, es decir están adentro de los bancos, existen 7643  terminales de autoservicios que hacen todo tipo de operaciones y existen, como los denomina el Banco Central, 38 centros tecnológicos de atención a los clientes; es decir que existen en la  actualidad 24844 elementos o herramientas tecnológicas contra las 95 de hace 30 años. 24844 contra 95 es el impacto de la tecnología en números duros, de lo que significó en el sistema financiero argentino, particularmente en los bancos. 

Bien, ahora hay que hacer un ejercicio más concreto y reciente, que son los últimos 10 años que es cuando con mayor fuerza irrumpe la tecnología en los bancos. En el 2010 estos eran los números y voy a agregar al final un dato no menor, que es la cantidad de trabajadores que existían en el 2010 y los trabajadores que existen ahora. En el 2010 existían 1319 cajeros  automáticos externos a los bancos contra 4258 que existen en la actualidad, existían 3360 cajeros internos, es decir cajeros automáticos adentro del banco, contra 12905 que existe en la  actualidad y existían1578 terminales de autoservicio (ya no era una sola como en los 90) que hacen todo tipo de operaciones contra 7643 y los centros tecnológicos no existía ninguno y ahora existen 39. Quiere decir que en el 2010 ya, cuando irrumpe la tecnología fuertemente, eran 6257 contra 24844 que hay hoy (números más, numero menos) quiere decir que creció un 400% las herramientas tecnológicas en 10 años. Si yo incorporo la cantidad de trabajadores que había, nos vamos a sorprender y se debería abrir ahí un importante debate sobre productividad. En la reunión previa a esta exposición yo les decía, que muchas veces se nos tilda a los dirigentes sindicales de anacrónico y vetusto porque siempre nos ponen el mote de que no queremos discutir la productividad, yo no le escapo a esa discusión y quiero dar datos concretos.

En el 2010 éramos 95799 bancarios con 6257 herramientas tecnológicas para atender a los clientes; en la  actualidad con 24844 herramientas, somos 103647 empleados bancarios al mes de septiembre según el último informe del Banco Central. Es decir creció un 400% los elementos tecnológicos para hacer operaciones pero sólo un 8% la dotación de personal en los bancos. Y si quieren un dato significativo del avance tecnológico en el sector, puedo decirles cuál es la composición actual de las bocas de expendió, por llamarle de alguna manera, en la cual se atienden a los usuarios de los bancos. En total incluido sucursales, casas matrices, cajeros automáticos y centros tecnológicos y demás hay 31119 bocas de expendio, de éstas 25542 son herramientas  tecnológicas como le expliqué hace un ratito cuando empezaba la exposición, es decir sólo el  21% de las bocas de expendio son lugares físicos, con personas que te atienden, como en un  banco. 

Bueno como les dije yo no le escapo al debate de la productividad y también quiero aportar cómo impacto el avance tecnológico para cuidar la productividad en mi sector y voy a dar datos más cortos en el tiempo para que sean ilustrativo de lo que hablo, porque si me remito a los años 90 o 2000 e inclusive no había tanta variedad de portafolio financiero en los bancos como lo hay hoy, con distinto tipo de operación e inclusive no había tanta cantidad de clientes. Hay una  gran explosión de cuentas cuando el Gobierno nacional, creo que fue en 2012 me parece, decide el tema de las cuentas sueldo, que todos tienen que cobrar en una cuenta en un banco y que todos los beneficios previsionales, a lo que le sumó la AUH puedan ser cobrados en un banco. Para no contaminar los datos en 2014 donde ya estamos todos dentro del sistema, cada trabajador bancario administraba 610 cuentas aproximadamente, sean estos depósitos o plazos fijos, caja de ahorro o cuentas corriente, 610 cuentas; en la actualidad administra 1018 cuentas es decir que sólo en 6 años la productividad creció un 66%. 

Yo no quiero seguir aburriendo con números, pero podría aportarles cifras similares en materia de cuentas de crédito que administra un trabajador bancario o en la materia del valor agregado en pesos en el sector, que le pone cada trabajador bancario desde aquella fecha. Y ¿qué pasó en  ese tiempo? en ese tiempo a nosotros los bancarios siempre se nos ha considerado que hemos hecho buenas paritarias, alguna vez le hemos ganado un par de puntos a la inflación y durante el gobierno de Macri, donde todo el mundo perdió contra la inflación entre 14 y 20 puntos, los  bancarios hemos logrado mantener nuestro poder adquisitivo del salario, pero esto e como en un ángulo, yo tengo una línea recta en donde va el salario que no pierden contra la inflación o le gana por un par de puntos y la cantidad de trabajadores, que como les dije creció solamente el 8% y ese ángulo por otro lado tiene la productividad, y ese ángulo se hizo así un ángulo de 45º, porque si antes manejaba 610 operaciones y ahora administró por trabajador 1018, quiere decir que creció la productividad manteniendo salarios y mantenido trabajadores, ergo  las discusión definitiva es ¿qué se hace con el excedente de la producción que se logra o se  obtiene por el avance tecnológico?  Ya volveré a este punto sobre el final. 

Lo que yo quiero significar, claramente, es que hasta ahora ha habido una política muy clara, que el avance tecnológico sólo ha servido para mejorar la calidad rentística de los sectores del  capital, que son los dueños y generadores de empleo a través del capital que aportan las  empresas y no ha sido distribuido ni derramado como dicen los neoliberales ese beneficio hacia  el resto de la sociedad. Pese a esto los productos financieros siguen valiendo igual o más caros  y los trabajadores seguimos siendo lo mismo y cobrando lo mismo en términos reales de dinero.

Ahora bien, nos enfrentamos a una cuarta revolución, esta revolución que es el motivo de esta  charla plantea una serie de desafíos para reflexionar y debatir sobre este tema. Es sin duda el debate del momento y es necesario abordarlo desde lo que significa esta cuarta revolución, que  sería la digitalización, la robótica y la inteligencia artificial, las regulaciones e impacto de la  tecnología y por supuesto yo también lo quiero abordar desde la discusión política; porque si no le dejamos las discusiones a los técnicos y los técnicos en el fondo que nos pueden ayudar, pero las definiciones son políticas y acá lo que hay que discutir, como dije hace un rato, es que se  hace con el excedente de producción y como ese excedente de producción no sólo sirve para  incrementar las fortunas y generar una sociedad más inequitativa y más desigual, sino cómo se hace para mejorar la calidad de vida del trabajador. 

No puedo escapar a mencionar que en mi sector que es lo que conozco y puedo decir que todos estos elementos que acabo de hacer recién la robótica y la inteligencia artificial juntos no hacen otra cosa que empezar un proceso de uberización del sistema financiero, entendiendo por uberización un liderazgo negativo en la sociedad, porque la uberización no es otra cosa que la desregulación sin controles y pérdida de derechos, precarización. Esa uberización del sistema financiero, seguramente también le pasara otras actividades y creo que es urgente encontrar los remedios legislativos o a través de las negociaciones colectivas; para corregir esta uberización de las actividades económicas que plantea la tecnología, la robotización, las  aplicaciones y etc. No sólo esto es motivo de futuras pérdidas puesto de trabajo, creo que tiene mucho con la pérdida de puestos de trabajo y de la calidad de esos puestos de trabajo, la  irrupción de las plataformas digitales en distintas actividades, comercios, bancos, sistema de pago, logística de transporte, seguros y puedo seguir enumerando y pasar una tarde enumerando. Esta cuestión en el fondo la empresa de comercio más grande o que comercia mayor cantidad de productos de comercio que es “Mercado Libre” es una fintech argentina, que no tiene un solo producto propio, la empresa más grande de transporte de personas, que es Uber o Cabify, no tienen ni un solo taxi propio o una unidad que este a su nombre puedo seguir mencionando un montón de cosas. Para lograr esto, esas aplicaciones buscan introducirse en nuestra vida, ellos usan y utilizan bases de datos apropiadas sin autorización del usuario, para vender todo tipo de productos. O acaso no hemos visto que cuando uno pregunta por un  producto a los 30 segundos vas caminando por la calle y aparecen en el teléfono llamado y avisos y notificaciones que caen que seguramente vas a encontrar un montón de casas del producto que consulto por internet. Pero la utilización de esos datos sin ningún tipo de reparo, sin ningún tipo de legislación, hace que sea agresiva esa venta. Para ello también, lógicamente cuentan con la complicidad en la falta de regulaciones por parte de los Estados o los organismos de control. Por eso creo que es de suma importancia que el Estado, a través del poder legislativo, a través de los ministerios o del Poder Ejecutivo, legisle en  la materia para que no existan estas cosas. 

Si hablamos de digitalización, la materia prima de la digitalización son los datos. En los últimos 5 años el volumen de datos creados es mayor a la cantidad de datos producidos en toda la historia de la humanidad. Y si hablamos del impacto de la tecnología empleo, según la ONU las consecuencias del avance tecnológico llevará al 20% de desempleo global en el 2035 y el 40% al desempleo global en el 2050. Estoy hablando de organismo internacional como la ONU, ahora voy a hablar de una empresa reconocida internacionalmente como el Citibank. El sistema dice que el 57% de los puestos de trabajo en los países de la OPEP puede ser reemplazado por el avance tecnológico en el mismo tiempo. Uno de los economistas más importantes del momento en materia de avance tecnológico Robert Sidelsky pública que la pérdida de empleo va a ser entre 9 y el 47% de los actuales producto del impacto tecnológico. Fíjense cómo de distintos lugares supuestamente prestigiosos y de estudio irrefutables en apariencia, los datos no encuentran ninguna similitud entonces deberíamos empezar con cuatro consideraciones básicas. 

La primera de esas consideraciones que estamos ante un fenómeno de magnitudes,que  se denomina la cuarta revolución industrial y es la seria e impostergable amenaza que existe lamentablemente sobre los puestos de trabajo. 

La segunda consideración es que los economistas, los organismos internacionales y las empresas no tienen ni la más remota idea de cuál va a ser el impacto de la tecnología en empleo y en qué tiempo se va a producir ese impacto. 

La tercera consideración que yo quiero hacer es que ante este escenario, pareciera que lo que se quiere generar es el miedo, el mismo miedo que inmoviliza a los trabajadores y que inmoviliza para que luego sean presa fácil y sumisa de la reducción de derecho precarizando su situación  laboral. 

La cuarta consideración que a mí me parece que hay que tener en cuenta es que aún estamos a tiempo de buscar alternativas y soluciones a las problemáticas que presenta el avance tecnológico sobre los empleos y la calidad de los mismos. 

Entonces la pregunta del millón, y voy a ponerme como Juan recién, haciendo una serie de  preguntas, la pregunta del millón es ¿cómo se sale de esto? Aquí voy a retomar lo que  en un principio hablaba de la productividad de mi sector:

Bueno, con el tema que plantean desde el ministerio dan en la tecla en esta importante discusión; cuando plantean “nuevas realidades, nuevos derechos” dan en la tecla con ese término, nuevas realidades nuevos derechos. La generación también de nuevos derechos no tiene que implicar la anulación de derechos anteriores. Se sale entonces con un estado presente, que  regule, que generen nuevos derechos y sea el equilibrio necesario para que el excedente de  producción que implica la tecnología y lo expliqué en el caso de mi sector, ese excedente producción no sea apropiado exclusivamente por el sector empresario, sino que también se vuelquen a la mejora de salarios, se vuelque a la mejora de  condiciones de trabajo y se vuelque a la mejor calidad de vida para los trabajadores, para  sostener el empleo de calidad y bien remunerado. Y ustedes me preguntaran ¿es difícil esto?, no!, definitivamente. Hay que tener la valentía política para tomar las decisiones que hay que tomar, porque en el fondo y como dice ese gran tipo, hombre brillante si los hay, que es Pepe  Mujica “la política es la elección de tomar decisiones.”. Se está o con el poder concentrado y con la concentración de la riqueza o pues se está con los trabajadores en la elección de tomar decisiones esto que tan sabiamente lo define Pepe Mujica el día que lo nombraron presidente pro tempore del Mercosur creo que hace algunos años atrás . 

También se puede apelar dentro de las soluciones a las recomendaciones muy acertadas que plantea el documento del centenario de la OIT y que fue titulado un programa centrado en las personas donde entre algunas alternativas establece una mayor inversión en capacitación continua del trabajador durante toda su carrera laboral y para reconvertir la mano de obra una de las cosas de las que hablaba Roberto, el ministro, cuando empezó la su exposición. 

Un segundo punto que también plantea es la inversión en las instituciones de trabajo, en ustedes, en los ministerios de trabajo especialmente las instituciones del trabajo gubernamental para ejercer todos los controles necesarios para que los trabajadores no pierdan derechos producto del avance tecnológico. 

También plantea ese documento de los 100 años un aumento de inversión en generar y mantener empleos decentes de economía sustentable. 

También plantea en su cuarto punto que es con aumento de la inversión en la seguridad social para que una persona cuando se tenga que retirar a su jubilación lo pueda hacer pudiendo satisfacer sus necesidades y manteniendo un nivel social y de vida acordé a la dignidad que se merece  después de tantos años de trabajo, y a su vez, que no se quede arraigado en un trabajo porque sabe que del otro lado la seguridad social no le da la alternativa suficiente para que tenga una vida digna y se quedan más tiempo en que se tiene que quedar trabajando, y si ese compañero o compañera nuestra sigue en el ámbito del trabajo quizás también le termina impidiendo que  miles y miles de trabajadores jóvenes que recién terminan la secundaria o universidad no puedan ingresar al mundo del trabajo. Entonces incremento en inversión también en la seguridad social y yo podría sumarle a esa premisa de la OIT algunas propias. 

A veces vemos que este avance tecnológico deja de lado como decía Juan, al ser humano, ¿de  qué sirven las máquinas y si no sirven para los seres humanos? Va haber un momento en que  no hay que usar la máquina porque no hay capacidad en la sociedad, porque se quedó sin empleo, entonces ahora sería bueno que legislativamente se declare la atención humana en las empresas un servicio esencial y si hay quitas o descargas impositiva sean sólo para aquellas que generan empleo humano, esta es una alternativa, es discutible, pero abre un punto de inflexión y que si se a dar beneficios impositivos como le dieron por la “ley del conocimiento” a Mercado Libre (produciendo con esto un beneficio impositivo intolerable donde un trabajador paga más impuesto a las ganancias que mercado libre donde una pyme paga más seguridad social que mercado libre escondido detrás de lo que era la “ley de software” anteriormente bueno si van a dar algún tipo de beneficio impositivo, que ese beneficio sea para los que generan  empleo humano.

Un segundo punto que quiero agregar es que con mayores regulaciones para dignificar el trabajo y evitar su pérdida, hay que generar regulaciones y no tener miedo con  políticas destinadas a eliminar todo tipo de discriminación de género, religión, raza o condición  sexual, entre otras y por sobre todas las cosas hay que hacerlo con diálogo social en donde el  sector sindical debe ser protagonista sine qua non de ese diálogo. Nada se puede forjar a espalda de los trabajadores o sin su intervención y su aporte cuando los gobiernos son populares, cuando son nacionales y populares, nada se puede forjar a espalda de los trabajadores si no se dialoga con ellos y es obligación de los gobiernos populares tomar como suya esa referencia porque el neoliberalismo defiende al establishment, defienden a los dueños del capital, los medios hegemónicos de comunicación a través de la herramienta poderosa que tiene con esos  medios de comunicación mayoritario o máximo y hacer una defensa en donde empiezan a licuar la idea a la gente y la empieza a meter tanta publicidad lo que es la derecha y que muchas veces, muchos compañeros nuestro terminan comprando esa propaganda, porque si no, no hubiéramos perdido una elección con Mauricio Macri, que era la expresión más acabada de la derecha y que por primera vez le gana a los gobiernos populares en una elección y con los votos porque siempre la derecha llegó al poder a través de los gobiernos militares. 

Digo nada se hace a la espalda de los trabajadores ni sin el diálogo necesario con ellos aún en disidencia, porque también vamos a tener disidencias, porque a los gobiernos populares no los defienden los medios, no lo defiende el establihsment, lo defienden y lo sostienen las instituciones del pueblo y la democracia y esas instituciones son los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones sociales entre otras. 

Para terminar esta exposición y lo digo con mucha claridad con mucho respeto que yo no estoy de acuerdo con la sanción de adhesión a la ley de ART porque una de las consecuencias que está trayendo el teletrabajo, es que precisamente las enfermedades psico-física algunas tienen que ver con el encierro en la pandemia, con depresiones, con angustia, porque no tenemos los  elementos profesionales como decía Juan o como decía Roberto para cumplir la tarea en nuestra  casa, porque nuestra casa no está preparada para ser una oficina. En el caso de los bancarios por ejemplo y podría enumerar un montón de situaciones más y no es razonable ni justo privar a los trabajadores de poder recurrir a todas las instancias judiciales si lo desean de entrada. Sobrada experiencia tenemos al respecto de esas comisiones médicas que se crean realmente no son afines a los trabajadores. Pero a mí me genera dudas la imparcialidad que tienen, porque  siempre veo que tienen una mirada más el sector empresario que a cuidar la salud de los trabajadores.

Dicho esto, quiero decir que tampoco no soy ingenuo en materia política, porque  pertenezco al espacio del Frente de Todos y soy consciente que se pueden generar este tipo de  contradicciones. En mi caso como dirigente sindical siempre voy a decir lo que pienso y lo que creo mejor para los trabajadores voy a acompañar el pensamiento y la acción de la Asociación Bancaria porque para eso me votan mis compañeros. Pero también soy consciente de que la contradicción principal es y seguirá siendo la misma desde tiempo inmemorial y es el  neoliberalismo versus estado presente. Las tensiones hay que resolverla con los dirigentes  sindicales siendo parte de las gestiones en la mesa de toma de decisiones; porque a la vuelta de la esquina sigue estando agazapada la derecha que está esperando para hacerse del gobierno de vuelta y ya sabemos cómo nos fue con todos estos años de desunión, arrasaron con todo. Seamos pues entonces el frontón de esa resistencia necesaria para que la derecha no vuelva a ser Gobierno en la Argentina y que podamos ser un espacio plural, participativo, aún con disidencias lógicas en un espacio de estas dimensiones que juntos podamos ser protagonistas de reconstruir nuestro país, ese país que nos merecemos y como dice nuestro presidente Alberto Fernández “es el país, para que pongamos a la Argentina de pie nuevamente con todos los argentinos incluidos en ella y sin exclusión”. Muchísimas gracias.