Skip to main content

Sergio Palazzo participó del Encuentro telemático organizado por las trabajadoras de los Bancos Santa Fe, San Juan, Entre Ríos y Santa Cruz del grupo Eskenazi.

Organizado por la Prosecretaria Nacional de Finanzas Victoria Capoccetti, contó con exposiciones de Claudia Ormachea (Secretaria Nacional de DD.HH., Género e Igualdad), Alejandra Estoup (Secretaria General de Seccional Buenos Aires), Analía Ratner (Secretaria General Seccional Rosario), Griselda Fabregat (Secretaria General Seccional Río Gallegos), María Belén Taborda (Sec. de DD.HH., Género e Igualdad Seccional Paraná), y Romina Veinticcinque (Secretaria de Cultura Seccional Santa Fe).

Nuestro Secretario General, en su exposición resaltó:

“ …la presencia de cada una de Uds. en este zoom, la forma que nos impone la pandemia para juntarnos … agradecerle mucho la iniciativa que ha tenido mi querida amiga y compañera Vicky Capoccetti que tuvo esta brillante idea  para,  entre otras cosas, el acuerdo que hemos firmado en materia de violencia de género con los cuatro bancos del grupo Eskenazi.

Es una oportunidad  para que las compañeras puedan compartir experiencias, conceptos, profundizar sobre la necesaria participación y en la vida interna de nuestra organización, en la vida laboral de cada compañera bancaria.

Este encuentro se gesta desde Santa Fe, sabiendo que hay compañeras del El Trébol también, no quería dejar pasar la oportunidad para repudiar el homicidio de la compañera María Florencia Gómez, militante feminista, que fue brutalmente asesinada hace unos días en la provincia de Santa Fe.

Estos hechos seguramente los abordarán, son parte de una sociedad que hay que erradicar en Argentina, una sociedad violenta, machista y que ha desconocido por décadas derechos de la mujer.

Para dejar atrás ese pasado me gustaría hablar de lo que ha hecho nuestra organización, creo que hemos dado pasos importantes.

Recuerdo que allá por el año 99, cuando no estaba tan instalada la lucha del feminismo, los derechos negados a la mujer, como han sido en la Argentina y en el mundo, siendo congresal bancario de la Seccional Mendoza presenté un proyecto al Congreso Nacional Bancario para crear la Secretaría de la Mujer dentro de la estructura del Secretariado Nacional. Lamentablemente no me entendieron mucho en esa época, no era un tema que estaba tan afianzado, me acompañaron en el proyecto los congresales de Paraná, de Rosario y Santa Fe.

Una mayoría abrumadora, votó entonces negativamente la creación de la Secretaría de la Mujer.

Como uno es insistidor y cabeza dura cuando me tocó hacerme cargo de la Secretaría Nacional en un marco de absoluta dificultades, políticas, judiciales, económicas, entre todas las tareas que uno se propuso también estaba la de dar esos pasos adelante y recordar aquel sendero de trabajar por los derechos de las mujeres, por una Secretaría que representara esos intereses y se diera ese debate en el contexto del Secretariado Nacional.

Volví a llevar ese proyecto a un Congreso Bancario para crear la Secretaría de DD.HH. y Género y cuando se iba a votar esta Secretaría en el Congreso, después de un debate muy lindo, quizá uno de los más lindos que se ha dado en la Bancaria, recuerdo que el compañero congresal de San Juan Mario Matic pidió que se incluyera el tema de igualdad en la Secretaría. Y se abrió un debate tan bueno y tan abierto que pidió incluir el tema de igualdad. Se debatió y se votó por unanimidad esa reforma del Estatuto y se creó la Secretaría de DD.HH., Género e Igualdad dentro de la AB.

Ahora bien, lo importante es esto. Uno se pregunta el instrumento jurídico o estatutario el que genera derecho, ¿elimina la discriminación o genera la igualdad? Definitivamente la respuesta es no. Porque de las leyes, decretos, ordenanzas, estamos plagados y no se cumplen. Como dirigente y gremio los que teníamos las responsabilidades y condiciones de votar en ese Congreso, dimos un paso adelante, le pusimos un marco jurídico y estatutario, pero de ahí en más son Uds., las compañeras bancarias, las protagonistas de los cambios y las mejoras en el día a día que ha sufrido el devenir de esta lucha.

Claudia, Alejandra, seguramente darán estadísticas de cómo se fue achicando la brecha salarial en nuestra actividad entre hombres y mujeres, que sigue existiendo, pero como se fue achicando desde la creación de la Secretaría de DD.HH., Género e Igualdad. Y podemos decir con mucho orgullo que venimos batallando con todas las compañeras de la estructura sindical para lograr protocolos sobre violencia de género similares a los que hemos firmado con el grupo de bancos de la familia Eskenazi.

Presentamos como corresponde el tema para la discusión en paritarias, que es lo que nos corresponde como dirigentes nacionales y sistemáticamente el sector empresario se ha negado a discutirlo. Pero obstinados como somos al fin dirigentes sindicales por naturaleza que no se conforman con un no cuando se trata de un derecho empezamos la tarea de ir banco por banco a presionar en el lugar donde había una fortaleza gremial y se podía firmar.

Podemos decir orgullosos que el 80% de las y los bancarios ya tienen protocolos de violencia de género como seguramente hoy ustedes aquí van a analizarlo. Como es un tema que ustedes lo van a profundizar con las compañeras que van a exponer que tienen la altura intelectual, la honestidad personal como para dar ese debate y todas las capacidades para hacerlo, yo quisiera hablar un poquito más de los que nos pasa a los bancarios en particular, a la clase trabajadora en general, la situación que nos tocó atravesar estos cuatro años donde buscaron eliminar cualquier vestigio de resistencia a las políticas neoliberales y también quiero hablar de lo que pasa en el país …

 

En lo que respecta de los que nos pasa como bancarios estamos en una situación difícil en materia laboral que, seguramente, va a acentuarse en los próximos meses…la relación laboral se va a ver afectada por distintos temas entre los cuales en un orden caprichoso, no porque sea lo más importante, hay que destacar el impacto tecnológico en la actividad financiera, lo que dejó de enseñanza la pandemia sobre la brecha de conocimiento entre trabajadores y usuarios del sistema financiero, la influencia de las Fintech, las plataformas virtuales como Mercado Libre…

Muchas veces se ata la necesidad de inclusión financiera con el desarrollo tecnológico como si fuera una misma cosa, pero no es así.

Pero nosotros tenemos que aprovechar el debate sobre inclusión financiera que se analiza en una comisión que se ha constituido en el gobierno de Macri, pensada en parte para quitarnos trabajo. Hoy estamos tratando de revertir eso… tuve una reunión con el Viceministro de Economía, con el Subsecretario de Finanzas y el Director Nacional de Inclusión Financiera para pedir un lugar en esa mesa que se nos negó en el Gobierno de Macri… y han accedido… tendremos un lugar a nuestro sindicato para estar en esa mesa de discusión.

Es necesario porque nosotros podemos, en ese proceso de inclusión financiera, resolver la probable situación de puestos de trabajo que disminuyan por el impacto tecnológico. Argentina es un país con un nivel muy bajo de bancarización con respecto a su PBI. Está por debajo del 15% cuando los países de la región están por encima del 30%, cuando los países de economías con gran escala están por encima del 50, 60% … en los países nórdicos por encima del 80%.

Ese impacto tecnológico sin duda nos afecta, y agradezco al gran esfuerzo que han hecho Claudia y  Carlos Cisneros -nuestros Diputados Nacionales- con el  asesoramiento del estudio Recalde, para alcanzar una ley de teletrabajo que era absolutamente indispensable… nosotros tenemos que poner en discusión ese impacto tecnológico que tiene que servir para mejorar la calidad de vida de los trabajadores  y no impacte negativamente en el trabajador. Si se mejora la productividad debe haber mejor distribución del ingreso salarial… una disminución de la jornada de trabajo en función de mejorar la calidad de vida a partir de las mejoras de productividad debido a la tecnología… sino sólo sirve para una mayor  rentabilidad de los sectores concentrados de la economía, en este caso de los bancos.

La pandemia demostró que hay una brecha muy grande entre los propios trabajadores y los usuarios de los servicios financieros. Es absolutamente innegable que el Estado y particularmente los bancos han puesto a disposición de los usuarios una rama de herramientas tecnológicas para que pudieran desarrollar sus actividades desde sus casas, desde una computadora y no fueran a contagiarse haciendo largas filas en los bancos. Pero la gente se agolpó en la puerta de los bancos, por esa brecha de conocimiento de los clientes que no tenían la posibilidad de tener computadoras en su casa, de educación tecnológica, de utilizar esos implementos. Pero quien no ha tenido posibilidad de tener esa educación tecnológica, o no tiene dispositivos en su casa, quedó excluido del sistema  de una forma absolutamente perversa…

…miren que importante es lo que pasa en ese momento, pues los bancarios cumplimos una función social en esta pandemia, atendiendo… que es la de compartir el conocimiento, somos nosotros, quienes orientamos y direccionamos para que la gente aprendiera…

Fuimos nosotros los que compartimos el conocimiento y los que logramos democratizar el conocimiento concentrado en aquellos que pueden tener la posibilidad de acceder a instrumentos tecnológicos… la posibilidad de una educación tecnológica que no llega a todos los hogares argentinos.

Por eso digo que estos temas hay que tenerlos presentes. Porque van a intentar que este impacto tecnológico sirva para producir un sinnúmero de fusiones de sucursales. Esto lo vamos a ver en muy poquitos días. Bajo la figura de fusión de sucursales se está planteando el cierre de sucursales en muchos lugares, particularmente en la banca extranjera. Hay bancos que hablan de sucursales cero en el mundo o pretenden eso como política.

Hay bancos internacionales que tienen un programa establecido a nivel mundial de que cada cuatro sucursales tienen que quedar tres a partir de que los instrumentos tecnológicos haga que vayan menos gente al banco.

En definitiva es un cierre de sucursales…con expulsión de trabajadores. Ellos «garantizan» que los trabajadores afectados van a continuar con teletrabajo, que no van a producir despidos… Pero cuánto tiempo más le van a ser útiles desde su casa para vender productos financieros  cuando la sucursal más próxima está a 100 kms.

Me parece que hay que estar muy atento a esta situación. El Banco Santander es uno de los bancos que va a impulsar un serio proceso de fusión de sucursales. Estamos hablando de cantidad de sucursales importante de aquí a diciembre de 2020… veremos en el 2021 cuando repercutirá la (alta) utilización de tecnología durante la pandemia.

Son temas que hay que empezar a discutir en el sector financiero… la tecnología no puede servir para depredar puestos del trabajo, al contrario debe servir para mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Las Fintech por ahora son un sector menor dentro del sistema financiero  …no tienen regulación suficiente, no tienen disposiciones en materia de lavado de dinero, pero empiezan de a poco a drenar el negocio bancario.

Cuando en el gobierno de Macri hicieron una prueba piloto con 500 jubilados que asignaron a Mercado Libre para empezar a pagar las jubilaciones, la Asociación Bancaria lo cuestionó… logró frenarse. Imagínense 4 años más con esa política no hubiera  quedado el negocio que hacen los bancos con los jubilados… Y  además tienen beneficios impositivos extraordinarios. Hay  que reconocer que esa matriz de negocio que se potenció en el macrismo, lamentablemente el gobierno actual no la corrige.

Nosotros tenemos que bregar para que la corrijan. Por eso vamos a pedir que reencuadren  a Mercado Libre. pues vulnera los principios en 12 o 13 artículos de la Ley de Entidades Financieras más 6 o 7 de la Carta Orgánica del Banco Central.

Es el Banco Central que tiene que reencuadrarlo a partir de que toma ahorro del público sin control de los organismos creados para tal efecto….eso está comprendido en el artículo 310 del Código Penal.

Salarios: recién se conoció que el índice de inflación dado por el Indec es de 2,8… Ganamos dos meses, nos toca perder un mes. En septiembre vamos a quedar un punto por debajo, pero en octubre tenemos el un 6% de incremento  y la revisión en noviembre.

Los bancarios venimos ganando a la inflación…  hemos hecho una paritaria por demás exitosa para los tiempos que se viven… Esto hay que reflejarlo en la discusión con los compañeros. Además en cada banco se  hace el esfuerzo enorme para alcanzar acuerdos, bonos que acompañan además a un buen acuerdo salarial.

A futuro tenemos que empezar a diseñar con inteligencia, nuevos niveles de relacionamiento  para ejercer correctamente la representación sindical.

Cuando salgamos de la pandemia va a haber una gran cantidad de compañeros que no van a estar dentro de los lugares de trabajo que muchas veces sirven para ejercer presión…. por eso vamos a tener que empezar a diseñar desde el sindicato instrumentos  para tener un constante ida y vuelta con esos compañeros…

La pandemia va a llevar a que el sector financiero tenga un rol más importante dentro de la economía… es a través del crédito que se va a salir de esta pandemia… si logramos a través de un buen proceso de educación e inclusión financiera mejorar la bancarización me parece que vamos a tener tiempo para buscar una forma distinta de llegar a esos compañeros…

En cuanto al tema de trabajadores en general creo que se necesita una CGT unificada, un movimiento obrero unificado por diversos motivos. El movimiento obrero está llamado a ser la resistencia en períodos neoliberales. En gobiernos populares es parte de la solución, parte de la gestión también. Creo que no estamos cumpliendo ninguna de las dos funciones. Porque cuando se trata de ser resistencia siempre hay algún grupo, finalmente algunos sindicatos que tienen afinidad con los gobiernos independientemente si son de derecha o de izquierda. Y no es que terminan siendo funcionales, terminan siendo parte de las políticas de ese gobierno porque su objetivo es preservar al trabajador pero muchas veces cuando busca alianza con esos sectores de la derecha y del poder no termina cumpliendo esa función. Y otros nos cargamos la responsabilidad de salir a la calle como lo hizo la Bancaria, con muchísima dignidad durante estos cuatro años, donde defendimos a nuestros compañeros a rajatabla … nosotros sosteníamos nuestro poder adquisitivo, no perdíamos derechos, no nos ponían de rodillas, teníamos una  situación más cómoda.

Sin embargo salimos a la calle para acompañar a nuestros compañeros trabajadores y principalmente por los que más mal la estaban pasando, junto a los que ejercen representación los movimientos sociales, Cuántas veces estuvimos en la calle, y acompañamos ollas populares, cuántas veces salimos y reclamamos y antepusimos el interés general por encima del interés de los bancarios, porque propendemos, como organización sindical, a una sociedad integrada donde nos salvamos todos o no se salva nadie.

Fuimos duramente atacados, en lo institucional, en lo personal. Tengo la honrosa medalla de portar en mi pecho, junto con tres dirigentes sindicales, denunciados en democracia por asociación ilícita ideológica por el gobierno de Macri.

Nuestros compañeros han sido espiados. Seccional Chivilcoy, Seccional Azul, Seccional Mar del Plata, fichas que se han hecho a nuestros compañeros, fotografías que se ha sacado, informes que se hacían respecto a la actividad de los bancarios.

Nos pegaron en lo personal, en lo institucional y en lo económico. Pero fuimos dignos, porque a pesar de que tuvimos que tomar la decisión difícil de resignar recursos como la mitad de la cuota solidaria, no aceptamos el chantaje.

Pero decidimos tomar un camino que es el de la dignidad, fuimos básicamente dignos de la representación de los trabajadores.

Por eso hay que exigir esa representación en el movimiento obrero… Los cargos no hacen a los dirigentes, las referencias se construyen a partir de las conductas, a partir de la trayectoria y a partir de los conceptos y las ideas claras.

Todos nos preguntan qué vamos a hacer el 17. Para nosotros el 17 trasciende el peronismo porque es la irrupción de los trabajadores en las decisiones de las grandes cuestiones nacionales… El pueblo sale a discutir al poder….se trata de la reconstitución del tejido de participación y lo trasciende en el momento que los trabajadores argentinos deciden ser protagonistas. En este momento, donde vemos que hay un permanente acecho de los medios de comunicación, de los distintos sectores de la economía que pretenden un golpe cambiario, económico… alentadas por aquellos que tienen el poder  que en realidad lo que pretenden es una clase trabajadora sumisa y oprimida para luego poder hacer lo que quieran.

La Bancaria está junto al pueblo, no se trata de restar sino de sumar. Todos los apoyos son buenos, tanto virtual que acompañamos de la CGT como los de la caravana con los cuidados lógicos, pero creemos necesarios que el gobierno reciba el respaldo ante los ataques que está recibiendo.

Quisiera terminar diciendo que son tiempos difíciles, donde muchos se dedican a generar odios en las redes sociales. La tecnología impulsa esas formas de agresividad social y que terminan en degradación moral. El ruido que genera las redes nos hace perder la sabiduría de la reflexión, todo se vuelve inmediato.

Esa es la discusión que hay que dar. ¿Para qué sirve la tecnología, para mejorar la calidad de vida de la sociedad, de los usuarios y de sus trabajadores?  ¿O  es sólo para mejorar la rentabilidad?

Hago esta reflexión final porque claramente la pandemia aceleró los procesos tecnológicos y aceleró la agresividad social, y ante ello algunos apelan a recetas ya consabidas.

Dicen que la pobreza y el hambre, que seguramente se van a incrementar con la pandemia, se resuelve con el crecimiento del mercado interno, también con la tecnología que genera productividad…. La pobreza se resuelve con una mejor distribución del ingreso, que garantice salud, que garantice educación, que garantice trabajo, que garantice vivienda digna y principalmente que garantice justicia social.

No tenemos que caer en voluntarismos, ni decisiones aisladas.  La esperanza y fortaleza de nuestra lucha siempre, inexorablemente siempre, nos ha marcado la salida de la crisis. Esta es una crisis distinta a todas las demás. Las crisis siempre fueron económicas o financieras…. Esta es una crisis de salud, donde está en juego la vida… no tengo duda que con la lucha, la comprensión, el poner el pecho… vamos a encontrar el camino de salida de esta crisis, con los trabajadores luchando al lado de un gobierno nacional que tiene que escuchar a todos los sectores.

No dejemos, por nada del mundo, que los fabricantes del odio destruyan la esperanza».