Skip to main content

Julio 15 – Desde la Secretaría Nacional de DDHH, Género e Igualdad celebramos los diez años de la sanción de la Ley 26.618 denominada  Ley de Matrimonio Igualitario la que otorga el derecho a la igualdad y la no discriminación en las relaciones familiares y personales.

Con esta acción política que reconoce a las diversidades sexuales como sujetos de derechos nuestro país se convirtió en el primer país latinoamericano en avalar el casamiento entre personas del mismo sexo. Un cambio histórico en la valoración social y cultural que nos enorgullece y nos compromete en seguir expandiendo derechos.