Skip to main content

Javier Milei y Victoria Villarruel nos prometen la dolarización anulando la moneda nacional, la eliminación del Banco Central, privatizaciones en la Banca Pública, la liberalización extrema del sistema financiero, más allá de lo que lamentablemente permite la anacrónica, ineficiente e ineficaz ley de entidades financieras de la Dictadura aún vigente para vergüenza de la democracia.

Si hoy nuestra situación es extremadamente difícil, por el camino que proponen Milei, Villarruel y su asociado Macri, vamos al caos, a la tiranía del dinero, donde predominará la usura y se acentuará el predominio de la valorización especulativa del capital por sobre la valorización productiva que debe ser nuestro objetivo. Donde, como afirma Villarruel, sobrevendrá una tiranía.

Las bancarias y bancarios argentinos, desde la experiencia, no podemos sino volver a reivindicar la vigencia de aquella certera definición de Arturo Jauretche:

 “El que maneja el crédito y lo orienta, maneja a la economía del país con mucha más eficacia que el gobierno, con todos sus instrumentos (…)”

“El que maneja el crédito maneja más la moneda que el que la emite.

“El que maneja el crédito maneja más el comercio de exportación e importación que el que compra o el que vende. El que maneja el crédito estimula determinadas formas de producción y debilita otras; el que maneja el crédito establece qué es lo que se ha de producir y qué es lo que no; determina lo que puede y lo que no puede llegar a mercado con facilidades de venta y maneja por consecuencia el consumo”.

“El que maneja el crédito decide qué se produce en el país y qué no se produce, cómo lo produce, cómo lo vende y cómo lo acapara; dónde lo exporta y en qué condiciones…”

“Los Bancos crean dinero a través del crédito, porque los depósitos convertidos en crédito se multiplican varias veces (…)”

“Así, crear moneda es una función del Estado, que éste debe vigilar cuidadosamente para adecuarlo a las necesidades del mercado, sin que falte porque entonces caemos en la tiranía del dinero…”

Es desde esta posición que enfáticamente sostenemos la defensa irrestricta del Banco Central, institución imprescindible de todo sistema financiero,  insistiendo sí en la urgencia de reemplazar la anacrónica ley marco para su desempeño, es de decir, la vigente ley de Entidades de la Dictadura y Martínez de Hoz, por una ley de servicios financieros, que asegure que lo que constituye un servicio público, asegure el ahorro de las y los argentinos, garantizando el crédito necesario para el trabajo, la producción y las familias argentinas.

 

NO A LA TIRANÍA DEL DINERO. SÍ A UN BANCO CENTRAL EFICAZ Y EFICIENTE.

POR UN SISTEMA FINANCIERO PARA EL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN.

El 19 de NOVIEMBRE HAY UNA SOLA OPCIÓN: MASSA PRESIDENTE

Buenos Aires, 16 de noviembre de 2023

 SECRETARIADO GENERAL NACIONAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA

No a la tiranía